Casi todo podría ser de otra manera: el sistema penitenciario noruego

Departamento de Sociología y Antropología

Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras

El campo discursivo del abolicionismo penal es extremadamente diverso y heterogéneo. La vertiente minimalista, por ejemplo, contempla el mantenimiento de una cárcel mínima. Esto es, un proyecto de contracción del fenómeno carcelario (que, evidentemente, desborda la cárcel como institución) para llevarlo al mínimo posible.

Este video sobre el sistema penintenciario noruego, a contracorriente de los imaginarios y políticas carcelarias en Estados Unidos y Puerto Rico, es una expresión de las corrientes minimalistas en materia de la criminología crítica. La misma se sostiene en el principio de la normalidad (un día en la cárcel debe parecerse lo más posible a un día fuera de la cárcel), la preeminencia de los derechos humanos (la persona convicta no pierde ninguno de sus derechos con excepción de aquellos que son incompatibles con la naturaleza de su sentencia) y un sistema de penas que no exceda de 21 años con independencia del tipo de daño perpetrado.

Consistente con el principio de la criminología crítica en torno a que una cárcel, para ser mejor cárcel, tendría que ser menos cárcel, este video ilustra igualmente la contención de la filósofa húngara Agnes Heller en torno a que el nivel último del juicio es el afecto. Noruega tiene una de las tasa mas bajas de asesinatos en el mundo. “Cuidemos de Noruega”, se dice en el video. Cuidemos de Puerto Rico…

%d bloggers like this: